Mostrando el único resultado

 

Harina de insectos

Comer harina de insectos es una práctica asociada a la entomofagia que no es nueva. Los insectos han sido una fuente de alimento para las personas durante decenas de miles de años. Hoy en día, se estima que hasta 1.900 especies de insectos son consideradas alimentos básicos o manjares por dos mil millones de personas en todo el mundo.

La harina de insectos es una fuente de proteínas muy elevada, pero no solo esto. También proporciona al organismo una elevada cantidad de minerales, vitaminas como la B12 y B2, hierro, calcio y potasio.

Se puede comprar harina de insectos en todo el mundo

Se ha producido un importante auge de la compra de harina de grillo en todo el mundo, especialmente en occidente, debido a que es una excelente opción para las personas que buscan una fuente de proteínas alternativa y aquellas que buscan una opción más sostenible.

Es muy sencillo incluir harina de grillo en tu dieta diaria, ya que se trata de un producto muy versátil. Además, los grillos son mucho más beneficiosos que ingerir otros alimentos como la carne de vaca, ya que tienen mejores propiedades nutricionales que la carne. Por ejemplo teniendo en cuenta el mismo peso, los grillos tienen el doble de proteínas completas que la carne de vacuno, pero además aportan más fibra, hierro y vitaminas.

¿Qué pasaría si nuestras preferencias por la carne cambiaran? ¿Cómo afectaría eso a la sostenibilidad?

Con esta pregunta en mente, un equipo dirigido por científicos de la Universidad de Edimburgo en el Reino Unido analizó varias alternativas a los productos animales convencionales, analizando específicamente su impacto en el uso de la tierra agrícola.

La ciencia apoya el consumo de harina de insectos

Los investigadores examinaron qué pasaría si cambiamos la mitad de nuestros productos animales actuales a una de estas alternativas: insectos comestibles; carne hecha en laboratorio; imitación de carne y productos a base de soja; o acuicultura. En lugar de tratar de predecir nuestro futuro, el objetivo es simplemente proporcionar nuevos datos sobre posibles escenarios de reducción de la producción de carne desenfrenada.
Después de estandarizar y comparar las opciones, los investigadores llegaron a las más sostenibles.

Descubrieron que si reemplazáramos la mitad de todo el uso de productos animales con cuajada de soja (tofu) o productos de larvas de gusanos, beneficiaríamos a un tercio de tierra que se usa actualmente la agricultura como fuente principal de ingreso.

Y eso reduciría los efectos secundarios como las emisiones de gases de efecto invernadero y la deforestación. Como señalaba el equipo, esto es solo un punto de referencia. Si no reemplazamos poco a poco estos alimentos, la sostenibilidad de la tierra aumentará en consecuencia. Pero eso no significa que estén abogando por que todos cambiemos exclusivamente de filetes de carne a harina de insectos.

No hay duda de que podemos contribuir al cambio en nuestro planeta, y por eso cada día que pasa se está buscando la manera de que los insectos ingresen a nuestra dieta, debido a todos los beneficios que ya se han mencionado anteriormente. Evidentemente no podemos cambiar nuestro régimen alimenticio de un día para otro, pero quizás comprar harina de insectos sean un gran paso para dicha transformación.

Con la harina de insectos podrás elaborar multitud de recetas, por lo que se convertirá en tu mejor aliado en la cocina para elaborar deliciosas recetas.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies